En este momento estás viendo Kapu: explorando lo sencillo.

Kapu: explorando lo sencillo.

Hay aplicaciones infantiles que realmente pueden llegar a resultar complejas hasta para un adulto.

Un buen diseño en una aplicación infantil cuidará hasta el mínimo detalle para que la navegación sea lo más sencilla e intuitiva posible, evitando el uso de elementos que los más pequeños no sepan interpretar correctamente, (como textos o menús de varios niveles de profundidad).

Kapu Forest, es una colorida aplicación en la cual los más pequeños podrán explorar un bosque y descubrir todo lo que hay en él, y la cual considero un buen ejemplo de diseño de interacción para niños de 1 a 4 años.  Podemos ver un vídeo a continuación:

En esta aplicación no hay ningún tipo de presión de reglas de juego, niveles de dificultad, objetivos que cumplir, ni textos que leer. Es sencillamente un entorno de juego o juguete digital, un concepto que cada vez está más presente en las aplicaciones infantiles y del que veremos más ejemplos en siguientes posts.

Cumplen también con el manifiesto de desarrolladores de apps infantiles, y no incluyen dentro de la aplicación ni publicidad, ni elementos que se puedan desbloquear mediante compra.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.